Consejos para conseguir bienestar en la vejez

La vejez: 10 consejos de expertos para conseguir mayor bienestar

La vejez es una etapa que algunos descuidan y a otros los invita a cuidarse más. ¿Has sobrepasado la barrera de los cincuenta años y quieres construir buenos hábitos? Si es así, has tomado la decisión correcta para disfrutar al máximo de una etapa maravillosa.

 

Cuidarse durante este periodo de la vida significa tener un envejecimiento activo y evitar problemas de salud. Así, podrás disfrutar de tiempo de calidad con tu familia.

 

Los mejores consejos para convertir la vejez en la etapa más bonita de la vida

 

La vejez no es el fin de todo. Al contrario, como dijo Aristóteles, es la etapa de la oportunidad, la sabiduría y el conocimiento.

 

De ahí la importancia de crear unas condiciones físicas y mentales óptimas para disfrutar del envejecimiento y sumarle años a tu vida. A continuación, te damos 10 consejos para que comiences a vivir esta etapa a plenitud.

 

1. Vejez: comienza a cuidar lo que comes

 

Uno de los aspectos más importantes es el cuidado de la alimentación, por eso, es bueno preguntarte qué es que sueles comer. Una alimentación balanceada es clave para mantener buenas condiciones de salud e inyectarle mayor energía a tu cuerpo.

 

Debido a esto, actualmente es tendencia el incremento de consumo de productos de origen vegetal, lo que se conoce como la dieta plant-based. El impacto de este tipo de alimentación en la salud de las personas de edad avanzada es extraordinario. 

 

Según un ensayo publicado en el portal del Centro de Estudios en Nutrición T. Colin Campbell asegura que los pacientes mayores que consumen más frutas y verduras disminuyen el riesgo de contraer enfermedades respiratorias.

 

Prepara tus comidas de acuerdo con tu condición de salud

 

Otra estrategia para comer sano es implementar el meal prep o la preparación organizada de los alimentos. De esta manera, al hacer un cronograma de qué es lo que vas a comer y en qué cantidades, podrás obtener mejores beneficios para tu salud.

 

Por ejemplo, si sufres de presión arterial alta, dentro de la planeación de tus comidas para la semana deberás incluir el consumo de avena, zanahoria, apio, banano y aguacate.

 

Es importante que consumas unas dos raciones de verduras y hortalizas al día. En el caso de las frutas pueden ser más de tres raciones o, si es conveniente, consumirlas en zumos o batidos.

 

2. Llegó el momento de ejercitarse

 

¿Tienes años sin ejercitarte? ¿Solo te provoca estar sentado frente al televisor? Si es así, ahora menos que antes puedes darte el lujo de no hacer ejercicios. 

 

Recuerda que el sedentarismo agudiza los problemas circulatorios y de diabetes. Sobre todo, cuando tu edad ha superado los cincuenta años. Se recomienda entonces practicar al menos 150 minutos de actividad física cada semana.

 

Si no te gusta ir al gimnasio, no te preocupes, existen otras alternativas que te pueden ayudar a cambiar ese estilo de vida en la vejez. Para aumentar la frecuencia cardíaca puedes caminar, trotar y subir escaleras.

 

Ahora, para mejorar el equilibrio puedes pararte en un solo pie, caminar en línea recta o hacer yoga.

 

Combate el enemigo del sedentarismo

 

Además de ejercitarte tienes otras maneras de combatir el sedentarismo en la vejez. Si te gusta algún oficio extra o tienes habilidades para las manualidades, puedes dedicarte a producir algún producto. 

 

Esta estrategia te permitirá mantenerte activo pues tendrás que moverte de un lado a otro. También, al implementar esta actividad podrás ganar dinero e incrementar tu círculo de amistades.

 

3. Cuida tu salud al máximo

 

Los chequeos médicos rutinarios se deben incrementar en la vejez. A cierta edad es muy importante la atención médica especializada. Sobre todo, cuando se sufre de una condición de salud en específico.

 

El envejecimiento genera cambios en el corazón. De ahí que las personas mayores de 65 años sean más propensas a una enfermedad cardíaca. Es importante revisar con regularidad la tensión arterial y hacer seguimientos semanales.

 

También te aconsejamos estos chequeos médicos básicos: visitar a un médico internista, detección de diabetes, realizar la densitometría ósea y hacer una evaluación digestiva.

 

¿Qué otros cambios experimenta el cuerpo durante la vejez y cómo afrontarlos?

 

En el área celular, molecular y sistémica ocurren cambios significativos. Una de las zonas más afectadas es el sistema nervioso. También se produce la pérdida neuronal. Por ello, lo más conveniente es aplicar controles médicos frecuentes.

 

En el área psicológica puedes compensar los cambios de procesos emocionales. Para esto, intenta adaptarte a las nuevas situaciones, recuerda que hacen parte de los cambios que se viven a largo de la vida.

 

Además, puedes afrontarlos al mantener un mayor contacto familiar y realizando actividades fuera del hogar. Ahora, si aun así te sientes decaído o bajo de ánimo, busca ayuda de un especialista.

 

Ejercita la mente a diario

 

Establecer un calendario de ejercicios de memoria es una excelente opción para disminuir el deterioro del área cognitiva. Al aplicar está técnica podrás estimular tu capacidad de atención. Asimismo, reducirás el riesgo de perder de forma rápida la memoria operativa o de trabajo.

 

4. Mantén activas tus relaciones personales y familiares

 

Llegar a la vejez no significa que tienes que encerrarte en tu casa. Al contrario, llegó el momento de disfrutar al máximo el tiempo libre. ¿Cómo?

  • Organiza reuniones familiares.
  • Participa en talleres que te gusten.
  • Práctica juegos de mesa.
  • Realiza crucigramas.

 

También la tecnología es una gran aliada. Por ejemplo, alfabetizarse en el mundo de las redes sociales es una buena alternativa. El experto en medicina geriátrica, Rudi Westendorp, asegura que los adultos mayores de una reducida red social tienen más riesgo de muerte que los fumadores (Jerez, 2016).

 

5. No te preocupes, ocúpate

 

No gastes tus días preocupándote qué harás en la vejez, planifica un plan productivo. Te recomendamos organizarte muy bien y pensar cómo y dónde quieres envejecer.

 

Este plan de vida implica desde ordenar con tiempo tus documentos legales, hasta desarrollar un círculo social que te agrade. Sobre todo, organízate con el tema de los seguros de vida y salud. También atiende con tiempo el asunto de las herencias.

 

Para sentirte tranquilo y feliz es necesario que determines con tiempo si quieres vivir solo o quieres vivir en compañía de tu familia. Sin embargo, lo más importante es que te rodees de personas que compartan tus gustos e intereses para disfrutar al máximo del envejecimiento.

 

6. Aprende a priorizar

 

Muchas personas se preocupan por todo lo que ocurre en su entorno. Si eso está pasando contigo, llegó el momento de ocuparte más de ti. Puedes opinar o aconsejar sobre la solución de un problema familiar. Pero, recuerda que ahora tus hijos o nietos tienen la responsabilidad de resolver sus propios asuntos.

 

7. No descuides tu aspecto físico

 

Eso de que la moda es solo para jóvenes quedó en el pasado, cuida siempre tu aspecto físico. Puedes utilizar algunas mascarillas caseras para reducir el envejecimiento de la piel. Recuerda que el cuidado de la dermis te evitará contraer enfermedades a futuro.

 

¿Qué opinas de un nuevo corte? ¿Te cambiarías el color del cabello? Toma todas las medidas necesarias que te hagan sentir diferente y mejor contigo mismo. La apariencia física debería ser la excusa perfecta para demostrarte que estás preparado para asumir nuevos retos.

 

8. Mantén el propósito de vida

 

Cumplir años siempre debe ser una excusa para cumplir más metas. Así que, si has llegado a la vejez, no debes abandonar tus objetivos en la vida. Es momento no solo de crear nuevas oportunidades, sino de motivarse a cumplirlas.

 

9. Acepta la vejez: la clave de la felicidad

 

Algunas personas acostumbran a decir: “sí que pesan los años”. Sin embargo, esto depende del punto de vista de quien lo dice. La vejez es un estado natural que el ser humano debe aceptar, por lo que darle la bienvenida de buena manera y disfrutar de ella depende principalmente de la autoestima. 

 

La especialista en psicología clínica, Beatriz Gómez, afirma que si alguien sabe cuánto vale, que es admirado, respetado, querido, que está en paz consigo mismo y que se preocupa por ser mejor persona, es alguien que no le importa que la vejez le llegue (La Revista, 2012).

 

10. La psicología de la vejez, acaba con los estereotipos

 

Hay muchas afirmaciones falsas sobre la vejez. La teoría de que las personas de edad avanzada no pueden innovar es solo un estereotipo. Es necesario saber que la experiencia es más importante que la edad. 

 

Un adulto mayor preparado para el envejecimiento es una persona entrenada para reducir las limitaciones naturales de la vejez. Así que cuando ya conoces estos estereotipos, es más fácil avanzar de forma positiva.

 

Aprovecha este momento de la vida, no solo para cuidarte y continuar creciendo; piensa que tienes la oportunidad de ayudar a otros a encaminar su vida a través de tu conocimiento. Recuerda que los años se hacen cortos cuando compartes tus vivencias.