Alimentos de origen vegetal para tu dia a dia

Alimentos y alimentación saludable: descubre la dieta plant-based

Los alimentos de origen vegetal nos brindan nutrientes indispensables para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Las vitaminas y minerales, los llamados micronutrientes, nos ayudan en la reparación de los tejidos y nos protegen contra enfermedades.

 

Por ese motivo, cada vez son más las organizaciones que promueven y recomiendan dietas basadas en alimentos de este tipo. Tales son los casos de UNICEF, la Organización Mundial de la Salud o la Fundación Mundial para la Investigación del Cáncer. Una de esas dietas es la denominada plant-based.

 

Alimentos y alimentación: la dieta plant-based

Las frutas y verduras son los alimentos que componen la base de una dieta “plant”; lo cual no significa que debes consumirlos de manera exclusiva. Es común incluir cereales integrales, tubérculos (papa), legumbres, hierbas aromáticas, especias y grasas vegetales en el consumo diario.

 

Una alimentación basada en plantas te proporciona todos los nutrientes y energía que necesitas. No obstante, el valor nutritivo y el aporte energético estará condicionado por el tipo de alimentos que consumas.

 

Así, si la oferta de alimentos de la que dispones es suficiente, tanto en cantidad como en calidad, también lo será la energía y las proteínas que le proveas a tu organismo. Ten en cuenta, además, que las plantas tienen baja densidad calórica y grasas insaturadas de elevado valor nutricional.

 

¿A qué se llama alimentación plant-based o alimentos basados en plantas?

Puede que hayas oído hablar de los alimentos basados en plantas ya sea en tu trabajo, en algún portal, en las redes sociales o gracias a tus amigos. Pero ¿sabes exactamente de qué se trata? Como es una dieta relativamente nueva, también puede ser que no tengas muy claro su significado.

 

La dieta plant-based es la que prioriza la ingesta de alimentos provenientes de las plantas. Es decir que es un tipo de alimentación basado en el consumo de granos enteros, verduras, frutos secos, frutas, semillas y legumbres.

 

La alimentación plant-based, como otras basadas en el consumo de alimentos de origen vegetal, intenta darle mayor visibilidad a algunos alimentos que componen la pirámide nutricional. Sus seguidores, la definen como todo un estilo de vida.

 

Este tipo de alimentación tiene una concepción diferente a otras similares. Parte de la idea de que hay que consumir alimentos reales, es decir, productos frescos, de temporada, sin aditivos ni añadidos.

 

Así que, si decides comenzarla, olvídate de los productos congelados, precocinados o las comidas industrializadas. De este modo, lograrás una mejor conexión con los sabores y nutrientes en su estado más natural.

¿En qué se diferencia este tipo de dieta de una vegana y una vegetariana? ¿Qué alimentos componen una dieta basada en plantas?

 

Si llegaste hasta aquí con la lectura, estamos seguros de que te has hecho estos dos interrogantes. Pues bien, hay varias dietas basadas en plantas, cada una con sus particularidades y eso es lo que vamos a explicarte ahora.

 

¿Vegano o vegetariano?

Partamos de la base de que ambos tipos de dieta forman parte de lo que se llama estilo de vida saludable, pero existe una diferencia.

 

Una dieta vegana no admite alimentos de origen animal. Por ese motivo, debe estar bien equilibrada para no presentar deficiencias nutricionales. En los alimentos de origen vegetal, la concentración y disponibilidad de nutrientes es menor que en los de origen animal.

 

En el caso de las dietas vegetarianas, la base también son los vegetales, pero pueden ser:

  • Lacto vegetarianas: excluyen las carnes, los huevos y sus derivados.
  • Ovo vegetarianas: excluyen las carnes y los lácteos, pero no los huevos.
  • Pescetarianas: excluyen lácteos, huevos y carnes, menos la de pescado.
  • Lacto-ovo vegetarianas: excluyen las carnes, pero no los lácteos y huevos.

 

¿La alimentación plant-based está restringida a solo comer vegetales?

Una dieta plant-based también está basada en alimentos de origen vegetal, pero no solamente vegetales; es decir, no pienses que vas a tener que consumir únicamente frutas y verduras todos los días.

 

Esta dieta es rica en verduras, frutas, cereales enteros (integrales), legumbres, frutos secos y semillas oleaginosas (girasol, sésamo, chía). Pero, sin dejar de tener en cuenta que los vegetales componen la base, podrás incorporar otros tipos de alimentos.

 

Así, las carnes (siempre magras, por supuesto), los huevos y también los lácteos pueden formar parte de tu menú. Esto según tus gustos y necesidades, aunque con una salvedad: en pequeñas cantidades y no todos los días.

 

Entonces, si quieres una alimentación en la que puedas combinar al mismo tiempo salud y sostenibilidad, la dieta plant-based es una buena elección. Menos carne y más productos vegetales, y cuanto más orgánicos y de temporada sean estos últimos, mejor.

 

¿Sabes cuáles son las ventajas de la alimentación plant-based?

La alimentación plant-based es considerada una de las dietas más beneficiosas para la salud. A continuación, te explicamos las ventajas que puedes obtener al implementar esta dieta.

 

  • De acuerdo con el Colegio Americano de Cardiología (CAC), los alimentos a base de plantas pueden prevenir enfermedades cardíacas. No obstante, no todos tienen similar valor nutricional.

Los mejores son los granos integrales, los que contienen grasas insaturadas (ácido oleico, linoleico, omega-3 y omega-6) y una amplia variedad de frutas y verduras.

 

  • Un estudio de la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos demuestra que este tipo de dieta ayuda a disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo II.

 

  • El hierro presente en los alimentos basados en vegetales es importante; sobre todo, en los períodos menstruales y durante el embarazo.

 

  • Los fosfolípidos (un tipo de grasa) presentes en algunos alimentos, ayudan a reducir el colesterol. Además, los vegetales contienen sustancias antioxidantes y otros nutrientes que ayudan a disminuir las inflamaciones corporales, incluidas las de las articulaciones.

 

  • Los nutrientes y otros compuestos presentes en los vegetales pueden prevenir o retrasar el progreso de ciertos tipos de cáncer.

Una explicación posible es que las plantas producen fitoquímicos que protegen a las células del daño. Otras investigaciones lo atribuyen al consumo de fibra de los alimentos, y otras a la menor probabilidad de sufrir de sobrepeso. Este último es un factor de riesgo conocido para algunos tipos de cáncer.

 

  • Las grasas saludables presentes en los vegetales (sobre todo las insaturadas) es otra de sus principales ventajas.

 

  • Al ser completa en su valor nutricional, no requiere de suplementos. Por supuesto, siempre que la realices correctamente.

 

  • Esta dieta es amigable con el ambiente. Las plantas hacen un uso más eficiente de la energía, toman el dióxido de carbono y liberan oxígeno a la atmósfera.

La producción de carnes rojas y la industrialización de alimentos, en cambio, producen emisiones de gases contaminantes (metano, dióxido de carbono y otras).

 

  • Afecta favorablemente tu economía, ya que gastarás menos en comprar alimentos.

 

¿No te parece que ya tienes argumentos más que suficientes para cambiar, si es que aún no lo has hecho, la forma de consumir alimentos? ¿No quieres vivir más y mejor?

 

Estamos seguros de que este puede ser uno de tus propósitos. Por eso, antes de tomar una decisión, consulta a tu nutricionista y si es viable, comienza ya mismo una dieta plant-based. Descubrirás una nueva forma de conectarte con la naturaleza llevando sabores y nutrientes naturales a tu mesa.