Actividades para compartir con la familia y salir de la rutina

12 ideas para compartir con la familia y salirse de la rutina

Compartir con la familia es una de las experiencias más gratificantes para el ser humano, ya que se promueven espacios de convivencia e interacción.

 

Al participar en actividades grupales, los integrantes del núcleo familiar experimentan emociones y vivencias que fomentan la empatía, la comunicación, el amor, el respeto y la comprensión. Por lo tanto, se fortalecen los vínculos familiares. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, la relación entre padres e hijos es una de las prácticas indispensables para mejorar la salud de los niños.   

 

Si para ti la familia está primero y te preguntas cómo puedes pasar más tiempo con tus seres queridos, combinando el trabajo y las tareas del hogar, puedes llevar a cabo cualquiera de estas ideas para compartir más tiempo de calidad.

 

1. Juegos caseros

 

No hay una actividad que propicie más la participación de grandes y chicos en casa que un juego. ¡A todos les encantan! Además, son recursos importantes durante la primera infancia

 

No importa cuál sea el tipo de entretención, siempre habrá momentos para disfrutar con la familia: juegos de mesa, adivinanzas, videojuegos, sopas de letras y karaoke, entre otros, serán la excusa perfecta para divertirse juntos.

 

2. Viernes de películas

 

Si te planillas y sacas un tiempo para reunir a toda la familia en su lugar favorito de la casa, ya sea la sala o el cuarto para ver televisión, verás cómo se hace realidad tu sueño de estar juntos y compartir una de esas películas que todos aman. 

 

Consiéntelos y prepara todo para que se sientan como en el cine y no quieran perderse ni un segundo de este momento. ¡Que no te falten los snacks ni las bebidas! 

 

3. Cocinar en familia

 

Piensa en ese plato que hace que a todos se les haga agua la boca y busca ayudantes para prepararlo. 

 

Cocinar juntos es una de las actividades más divertidas y saludables que hay, no solo porque se trata del alimento que nutrirá a todos en la casa, sino porque conlleva esfuerzo, dedicación y cooperación. Verás el resultado del trabajo en equipo en un plato rico y hecho con amor. 

 

4. Leer o escribir un cuento 

 

Cuando llega la hora de la siesta o el final de la noche, dormirse leyendo un cuento siempre es un buen plan para distraerse y compartir un rato con los más pequeños. Para niños entre 8 y 9 años se recomiendan cuentos cortos. ¡Les encantará empezar con los clásicos! Charlie y la fábrica de chocolate, Cenicienta, Peter Pan y La sirenita son solo algunas sugerencias. 

 

Crear tus propias historias también es una actividad que podrás disfrutar con toda la familia y, además, pondrá a prueba tu ingenio y creatividad. 

 

5. Paseos al aire libre

 

Si se trata de compartir con la familia, salir de casa es un buen motivo para reunirlos a todos. Pueden dar paseos y/o hacer actividades físicas para entrar en contacto con la naturaleza, respirar aire fresco y divertirse. Así demostrarás que vale más la compañía que lo material.

 

La OMS también asegura que los niños y jóvenes entre 5 y 17 años deben hacer al menos 60 minutos diarios de actividad física. Ir a un parque cercano, visitar a un familiar o vecino, sacar a pasear al perro, caminar unos minutos por donde viven y hacer deportes al aire libre (béisbol, fútbol, baloncesto, ciclismo, etc.) son planes que les ayudarán a incentivar el esparcimiento, mejorar la convivencia y crear hábitos saludables.

 

6. Hacer tareas juntos

 

Apoyar a tus hijos con sus quehaceres escolares también es una oportunidad para practicar la comunicación y comprensión. Reunirlos en torno a una mesa y darles consejos para cumplir con sus asignaciones del colegio o la universidad propicia el acercamiento con ellos e impulsa el hábito del estudio. 

 

Las tareas son un recurso que nos permite estar actualizados y fomentar el aprendizaje de una manera participativa. Podemos preguntarles a otros familiares si tenemos dudas de un tema. De este modo habrá diversos puntos de vista y se afianzarán conocimientos que nos sirven a todos. 

 

7. Recordar momentos familiares

 

Sentarse en la sala a ver fotografías y videos antiguos es traer al presente emociones, alegrías y momentos que fueron importantes para toda la familia. ¡Anímate y desempolva tus álbumes!

 

Ver esas fotos y recordar los cumpleaños en familia, el nacimiento de cada uno o la caída del primer diente es revivir esos logros. Toma esos momentos de ocio de tu núcleo familiar y abre el baúl de los recuerdos. ¡Sacarás muchas sonrisas!

 

8. Viajar y compartir experiencias

 

Planear un viaje con la familia te parecerá todo un reto, pero es una forma de crear recuerdos invaluables. Hacerlo juntos les dejará muchas enseñanzas y nuevas experiencias culturales.

 

Conocer otros destinos y diferentes personas, hacer tours grupales y recorrer lugares nuevos les cambiará la forma de ver el mundo y les permitirá guardar vivencias en común que luego recordarán con alegría. ¡El mejor viaje se hace con la familia!  

 

9. La familia unida baila y canta junta

 

Para los integrantes más enérgicos de la familia estas son dos actividades perfectas. Ritmos y géneros hay para todos los gustos, solo deben alternarse y disfrutar la música que más les agrade. 

 

Lo mejor de este plan es que para bailar y cantar no hace falta ser profesional, con tener dos pies y ganas de divertirse es más que suficiente. Además, pueden hacerlo en cualquier lugar, dentro de la casa o en el jardín, y seguro pasarán un buen rato.

 

10. Reunirse para celebrar

 

Hay muchos motivos para organizar un evento: cumpleaños, nacimientos, matrimonios, graduaciones, reencuentros y más. Como verás, las ocasiones para reunirte con tus seres queridos sobran. Solo basta con que armes el plan, pienses en los invitados y los llames. ¡Seguro dirán que sí!

 

Compartir unas horas con la familia, demostrarse afecto y actualizarse será placentero para todos. Además, esto los mantiene unidos sin importar su ubicación, ya que gracias a la tecnología se pueden acortar las distancias. 

 

11. Manualidades en familia

 

Los más diestros con las manos aman estas actividades. Busca a los creativos de la familia y diviértanse elaborando obras de arte con materiales disponibles en casa: recortes, telas, botones y cartones servirán para hacer collages y artículos útiles para el hogar.

 

Hacer manualidades no solo los ayudará a entretenerse, sino que también fomentará su creatividad y el uso de materiales reciclables. 

 

12. Volar con la imaginación

 

Crear tu propia nave de cartón y aterrizar en la luna es una de las aventuras más divertidas que puedes compartir en familia. Busca una que sea lo suficientemente grande para que entren tus hijos y tú. Disfrutarán un montón armándola y viajando a destinos sorprendentes. ¡Saca tu niño interior y explota tu creatividad!

Pon en práctica cualquiera de estas actividades y verás que encontrarás el tiempo en medio de tu agenda para fomentar un ambiente sano, armónico y de unión entre los miembros de la familia. ¡Promueve los buenos hábitos!